Los Chuchos proponen limpia de “migrantes oportunistas” en el PRD

A unos meses de que arranque el proceso electoral del 2018, la  corriente Nueva Izquierda (Chuchos), considerada la más influyente del PRD, reconoce que en muchos perredistas prevalece  el sentimiento de orfandad política por el abandono de sus patriarcas como Andrés Manuel López Obrador o Cuauhtémoc Cárdenas, entre otros, por lo cual advierte que el sol azteca requiere un cambio de rumbo radical que lo lleve a superar la rutina y  desviaciones que los  alejaron de su  objetivo:  la transformación del país

Dicho cambio radical —asevera— pasa por desenajenar al partido de quienes lo han convertido en su propiedad privada sean dirigentes, patriarcas, corrientes, gobernantes, representantes, senadores, diputados, alcaldes o militantes, pero sobre todo por una reconstrucción ética que limpie al PRD de “migrantes oportunistas” que sólo buscan beneficiarse de los cargos, establece justo cuando varios senadores que llegaron a la Cámara Alta por las siglas del sol azteca, hoy renuncian y se suman a Morena de López Obrador.

“En algunos perredistas es tan grande y tan profundo este sentimiento de orfandad que simplemente esperan a que alguno de los patriarcas regrese por nosotros”, lamenta la corriente Nueva Izquierda que encabeza Jesús Ortega.

Cierto —agrega— que hay otro tipo de migrantes políticos: los oportunistas, cuyos principios les duran lo que les duró el cargo que ejercieron en el PRD. Pero son los indecentes que no vale la pena detenernos mucho.

En un análisis de la situación del PRD, la corriente de Los Chuchos reconoce que las diferencias y conflictos internos, así como “la impresionante capacidad para engrandecerlas” que tiene el sol azteca. genera la percepción que se generaliza en el partido: la de su orfandad, la oquedad, la soledad que nos causa el que nuestros patriarcas nos hayan abandonado; de que carezcamos, ahora, de nuestros símbolos parentales. Para muchos dirigentes perredistas —agrega— nuestra orfandad les provoca gran desasosiego; una especie de laberinto de la soledad.

En el documento “Propuesta para una estrategia de la izquierda progresista, democrática, libertaría para las elecciones generales del 2018”, de la cual tiene una copia Crónica, la dirigencia de Los Chuchos perfila  varios cambios y “candados” en sus reglas internas para que no se repita el caso de los senadores que ya se fueron del PRD y que no pagaban cuotas.

RECONSTRUCCIóN ETICA Y PAGO DE CUOTAS. En el documento de NI, la dirigencia de esta corriente plantea la urgente necesidad de una reconstrucción ética del PRD que contemple a todas las instancias, órganos de representación,  gobiernos, organismos y el conjunto de los afiliados del PRD.

Ahí se plantea  la suspensión de derechos de todo aquel militante del nivel que sea involucrado en hechos de corrupción, violencia, y aquellos que se adviertan como de carácter penal.

Asimismo, se establece que todo militante que siendo gobernador, senador, diputado, alcalde, regidor, dirigente nacional, estatal y municipal que no aporte su cuota para el sostenimiento del partido, será suspendido de sus derechos militantes.

Ello luego de que la mayor parte de los senadores que recién abandonaron la bancada del PRD en el Senado nunca pagaron sus cuotas partidistas pese a los altos salarios que devengan.

Asimismo, se advierte que todo aquel perredista que apoye a otros partidos contrariando las resoluciones de los órganos dirigentes del partido perderá sus derechos partidarios y no podrá ser, en cualquier otra ocasión, candidato del PRD ni podrá ostentar ningún cargo de dirección o representación.

Pero los llamados Chuchos ponen en el centro de la discusión la necesidad de que el PRD, por primera vez en su historia, decida quién será su candidato a la Presidencia de la República mediante elección en urnas con todo lo que ello implica.

Cuauhtémoc Cárdenas y López Obrador siempre fueron electos por consejo nacional o encuesta, en el 2012 en el caso del tabasqueño, que “venció” a Marcelo Ebrard.

COALICIÓN AMPLIA. En ese sentido, la corriente de NI reconoce que el PRD se ha debilitado pero resalta que el aún son decisorios en la redefinición de las estructuras del poder político en México.

El documento advierte que “por necesidad hasta de sobrevivencia”, el PRD , debe salir del hastío político que lo asfixia y contribuir a la construcción de una coalición amplia y plural, un cambio de fondo y una dirección al progreso de México.

“Una coalición que adquiera la capacidad de construirse como alternativa en el presente y futuro inmediato”, asevera la corriente perredista.

Fuente. La Crónica/Alejandro Páez

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s