Reactivación de “verdad histórica” causó nueva ruptura con padres de los 43: CIDH

WASHINGTON (apro).- La decisión del gobierno de Enrique Peña Nieto de reactivar la “verdad histórica” del exprocurador Jesús Murillo Karam, como vía de investigación para el caso de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, provocó una nueva ruptura con los familiares de las víctimas de esa tragedia, alertó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Hubo una ruptura entre los familiares de las víctimas y el Estado mexicano”, reconoció Esmeralda de Troitino, relatora para México y comisionada de la CIDH de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En rueda de prensa al cierre del periodo ordinario de sesiones número 161 de la CIDH, Troitino explicó que la ruptura ocurrió en la audiencia de seguimiento del caso Ayotzinapa, celebrada el viernes 17 en la sede del órgano jurídico de la OEA.

En la audiencia pública, el subsecretario para Derechos Humanos de la Segob, Roberto Campa Cifrián, dijo que el gobierno mexicano continuaba dándole credibilidad a la conclusión del caso de Ayotzinapa que en enero de 2015 emitió el exprocurador Murillo Karam, en el sentido de que los 43 normalistas guerrerenses habían sido incinerados en el basurero de Cocula.

La declaración de Campa Cifrián ante los representantes de las víctimas que acudieron a la audiencia de la CIDH provocó el enojo de estos últimos.

Los familiares de las víctimas insisten en que en el caso de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre de 2014, se siga como vía de investigación las líneas que marcó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

En dos informes, el GIEI descartó la veracidad de lo dicho por Murillo Karam para el asunto del basurero de Cocula. El grupo de expertos dio a conocer en sus reportes detalles que desmentían casi en su totalidad las vías de investigación oficiales, y en sus conclusiones denunció que las autoridades cometieron varias irregularidades que también tendrían que ser investigadas.

“Después de la audiencia del viernes pasado hubo una reunión de trabajo, privada, en donde logramos sentar nuevamente a los familiares de las víctimas y a los representantes del Estado”, explicó Troitino en la conferencia de prensa.

Francisco Eguigueren, presidente de la CIDH, aclaró que “les preocupa” que el gobierno de México intente revivir el caso del basurero de Cocula como vía de investigación para el caso de los normalistas, luego de que el GIEI desechó dicha versión.

“La base o plataforma de la investigación del caso son y deben ser las recomendaciones del GIEI”, acotó Eguigueren.

La relatora para México, que se abstuvo a responder si a la CIDH le perturbaba el que el gobierno mexicano reviviera la “verdad histórica”, dijo que por lo menos se sentía satisfecha por haber logrado que las dos partes se sentaran a platicar después de la ruptura generada por lo dicho por Campa Cifrián.

Ante la confusión y ambigüedad de la posición de la relatora para México, Paulo Abrao, secretario ejecutivo de la CIDH, intervino para atenuar un poco más lo ocurrido en la reunión de trabajo privada que se llevó a cabo el pasado viernes por la tarde.

Abrao indicó que al arranque de la reunión privada, la CIDH preguntó a los representantes del Estado mexicano que si las afirmaciones que habían hecho por la mañana eran definiciones que se mantenían.

“El Estado en ese momento se pronunció y relativizó sus afirmaciones de la mañana, y en ese sentido se pasó la palabra a los familiares de las víctimas, y ellos plantearon que sólo seguirían en diálogo en la medida en que el Estado, de la misma manera en que se había pronunciado por la mañana, de que si se regresaba a la hipótesis del basurero, el gobierno tenía que emitir un comunicado público para descartar esa posibilidad”, subrayó Abrao.

El fin de semana la Secretaría de Gobernación (Segob) emitió un comunicado de prensa en el cual destacó que “se seguirían todas las líneas de investigación” para el caso Ayotzinapa, sin mencionar específicamente si se mantenía la línea del basurero de Cocula.

El secretario ejecutivo de la CIDH anotó que están a la espera de la respuesta de los familiares de las víctimas del caso Ayotzinapa respecto del comunicado de Gobernación.

“No vamos a patear el tablero… seguimos apostando a que avance el mecanismo de seguimiento” de las recomendaciones emitidas por el GIEI, remató el presidente de la CIDH.

Fuente: Proceso/J. Jesús Esquivel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s