En pleno Siglo XXI y el voto de la mujer?

IMG-20170322-WA0003.jpg

En pleno Siglo XXI, el voto de la mujer aun es una brecha hacia la participación en la política.

Con 60 años de haber logrado el reconocimiento del voto como un derecho legítimo del género femenino para poder elegir a sus gobernantes, hoy en día es preocupante lo rezagado que se vive en la urnas de cada elección, el voto femenino actualmente sigue siendo insuficiente participación y en algunos casos específicos en la entidad de Oaxaca, totalmente nula porque se rigen a través de “usos y costumbres”, donde la voz u opinión de las mujeres sigue siendo proscripta.

En México se reconoció oficialmente el derecho de votar de las mujeres en el año “1953 apareció en el Diario Oficial de la Federación un decreto en el que se anunciaba que las mujeres tendrían derecho a votar y ser votadas para puestos de elección popular. Este decreto fue el producto de una larga lucha.”

El logro de dicho decreto tuvo una gran perspectiva para lo que sería el futuro de la partición femenina y se visualizó como un paso enorme para la igualdad en la participación política. Sin embargo del año 1953 donde se decretó el derecho fue hasta el 3 de julio de 1955 cuando por primera vez las mujeres acuden a votar en las urnas para elegir diputados federales en la XLIIII Legislatura.

Desde entonces en cada elección ha venido creciendo la participación femenina, en los diferentes rubros, como las votantes, así mismo como espacios donde a las mujeres hoy en día ya se les da espacios públicos y políticos. Al día de hoy, es el 52% la población que representa el género femenino, sin embargo no existe una paridad en los cargos de elección popular, lo que realizan actualmente los diferentes grupos políticos es “llenar la cuota” que exige el sistema impuesto.

El tema de “equidad” sigue siendo una utopía en la esfera política, ya que las mujeres que deben elegir y hacer valer el derecho de votar se ve relegada al no llegar a las casillas para votar por sus representantes, la mayoría son impuestas solo para resguardar “el porcentaje equitativo de género en la política” con ello superar eslabones en los partidos políticos, y no deben olvidar que no pueden sobre pasar el 70% de las candidaturas sobre un mismo género como lo establece el Artículo 22 de la constitución y el enorme dilación al hablar del tema de la participación de la mujer en municipios ejercidos por “usos y costumbres.”

Escrito por: Jazmín Zavaleta Díaz, comunicologa y maratonista 
en el Estado de Oaxaca

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s