Juez ampara a capo para no ir a penal federal… y éste se fuga

Juan José Esparragoza, El Negro, y cuatro integrantes del Cártel de Sinaloa provocaron una riña para huir; entre los evadidos está Pancho Chimal, autor de emboscada contra el Ejército.

Fingieron una riña colectiva. Organizaron una pelea campal entre reos dentro del penal estatal de Aguaruto, en Culiacán, Sinaloa, y mientras se registraba la gresca, se fugaron de esa prisión cinco hombres del primer círculo de operadores de Ismael El Mayo Zambada, actual jefe del Cartel de Sinaloa.

Entre quienes escaparon están Juan José Esparragoza Monzón, El Negro, hijo de Juan José Esparragoza Moreno, El Azul, así como el jefe de escoltas de los hijos de El Chapo Guzmán, Francisco Javier Zazueta Rosales, Pancho Chimal, responsable ordenar la emboscada en la que murieron cinco militares en Culiacán el pasado 30 de septiembre.

Ambos internos, considerados de alta peligrosidad, estaban en ese penal local y no en uno de máxima seguridad, gracias a un par de amparos concedidos por el juez local José Luis Estrada Amaya.

Junto con estos dos reos también escaparon Jesús Peña González, El 20, jefe de seguridad de El Mayo Zambada; Alfredo Limón Sánchez, El Limón, operador financiero de El Mayo, y Rafael Guadalupe Félix Núñez, El Changuito Ántrax, sicario y operador del grupo de sicarios de Los Ántrax, también bajo las órdenes de Zambada.

En el caso de Esparragoza Monzón, fue el juez Cuarto de Distrito en Sinaloa quien otorgó la suspensión provisional para evitar su traslado a un penal federal desde el pasado 23 de enero, mismo día en que se informó su captura.

De acuerdo con el amparo 75/2017-V-B, el juzgador argumentó que ni la Comisión Nacional de Seguridad ni la PGR podían trasladarlo a un penal de máxima seguridad si no se lo reportaban primero a una autoridad judicial.

“Se atribuye la orden de traslado reclamada a las autoridades administrativas sin intervención de autoridad judicial lo que permite estimarla como un acto fuera de procedimiento que afecta la libertad personal”, se lee en el amparo.

En el caso de Pancho Chimal, capturado el 18 de febrero por la Marina y la CNS, fue el 21 de febrero cuando el mismo juez evitó su traslado a un penal federal con el amparo 166-2017-VI-A.

Ayer, alrededor del mediodía se reportó una riña colectiva en el centro penitenciario. Después de que fue “controlada”, los custodios notaron que los reos cercanos a El Mayo Zambada ya no estaban.

Para cuando las autoridades federales se enteraron de la fuga, los reos ya tenían más de dos horas desaparecidos: ese fue el tiempo que tardó en activarse la alerta. Agentes locales y federales hicieron operativos en busca de los evadidos.

Fuente. La Razón/Carlos Jiménez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s