Planta cervecera en Mexicali perdió hasta US15 millones

30.jpg

Esta situación impactó un proyecto que significa una inversión de 1,400 millones dólares para el estado, además de los beneficios por la contratación de proveeduría, advirtió gerente.

Mexicali, BC. La empresa estadounidense Constellation Brands perdió entre 10 y 15 millones de dólares durante los 10 días que fue suspendida la construcción de su planta cervecera, por orden del Ayuntamiento de Mexicali, para investigar si tenía los permisos correspondientes.

El gerente de la planta, Jorge Burgos, en entrevista con El Economista, mencionó que desde el lunes comenzó nuevamente la construcción, y aprovechó para lanzar un exhorto, tanto a autoridades estatales como municipales, a actuar con responsabilidad y a contar con pruebas, o alguna justificación, en caso de decidir frenar la obra.

Aunque refirió que la compañía extranjera ha mantenido una buena relación con los gobiernos locales, insistió en que acciones como la suspensión, impactaron un proyecto que significa una inversión de 1,400 millones de dólares para el estado, además de los beneficios por la contratación de proveeduría.

Detalló que en cuanto a las afectaciones por la suspensión, la compañía perdió entre 1 y 1.5 millones de dólares por día, entre nómina y pago de servicios, pero además frenaron el trabajo de unos 700 empleados, además del impacto de quienes se miraban beneficiados, desde los restaurantes hasta hoteles.

“Exigimos que se actúe con responsabilidad. Nosotros creemos en las instituciones y confiamos en que era parte del proceso y todo se resolvería, porque sabemos que cumplimos con todo”.

El gerente de Constellation Brands en Mexicali afirmó que, sumado a lo anterior, con la suspensión retrasaron el arranque de operaciones, lo que también tendrá un impacto, ya que tienen una fecha fija por contrato. Al respecto, sostuvo que esperan iniciar con la producción en su primera etapa en el 2019 y la segunda, en el 2021.

Durante la primera etapa, la planta producirá 5 millones de dos litros de cerveza; mientras que para la siguiente, esa cifra se duplicará, “así lo proyectamos y así está planteado en los permisos qué solicitamos, que son tanto del orden municipal como estatal y federal”.

Manifiesto ambiental

Jorge Burgos aclaró que el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) para la construcción de la planta, fue solicitado ante la Secretaría de Protección al Ambiente y les fue otorgado el año pasado.

Sin embargo, dijo, existe otro MIA que les aprobaron en enero pasado para construir plantas de tratamiento de agua residual, las cuales estarán dentro del terreno de la cervecera, ya que la intención es limpiar la misma agua que arrojen y, de ser posible, que las autoridades puedan reutilizarla.

A pesar de los señalamientos contra la planta sobre el abastecimiento de agua a través del acueducto en Mexicali, el gerente negó que la empresa vaya a acaparar el líquido y explicó que anualmente sólo se utilizaría 0.3% del agua que recibe el Valle de Mexicali, ya que tienen una proyección de uso durante la primera etapa, de 1.75 millones de metros cúbicos, y durante la segunda, de 3.5 millones, hasta alcanzar los 7 millones.

Fuente: El Economista/Gabriela Martínez/estados@eleconomista.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s