Nuevo modelo educativo se aplicará en el ciclo escolar 2018-2019

El nuevo modelo educativo que hoy presenta la Secretaría de Educación Pública, en su versión enriquecida y reformulada a partir de las aportaciones de cientos de ciudadanos y actores del ámbito educativo, llegará a las aulas hasta el ciclo 2018-2019. Pero las tareas que suponen la aplicación del modelo, estarán guiadas por un gran cronograma que marcará las etapas de elaboración de planes de estudio, producción de nuevos libros de texto y capacitación de maestros.

EGRESADO MODELO. La SEP aspira a que, de la instrumentación del modelo, surja un ciudadano con capacidades concretas, como expresarse con eficacia y corrección en español, en inglés y en su lengua materna, en caso de que la tuviera; capacidad analítica y argumentativa, y, más aún, formado en el uso del pensamiento lógico-matemático y por lo tanto capaz de emplear, afirma, “el método científico” para resolver problemas y desarrollar innovaciones, porque además tendrá habilidad para el manejo de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación).

Se espera que ese mismo egresado ideal tenga conciencia ecológica y sensibilidad artística;  que posea valores y amor por México, y que, además, sea respetuoso de las leyes y prefiera el diálogo como el mecanismo para la solución de conflictos. Todas estas habilidades están contempladas por el modelo, desde el nivel prescolar hasta terminar la educación media superior, es decir, el bachillerato.

MATERIAS PENDIENTES. Se diría que para aplicar el nuevo modelo educativo, la SEP y el gobierno federal tendrán que trabajar contrarreloj para concretar todos los contenidos y productos necesarios. Sin embargo, se trata del último ciclo escolar de la gestión del presidente Peña Nieto, y esa circunstancia genera un factor de preocupación en los actores del entorno educativo nacional, pues significa un factor de riesgo para su permanencia y consolidación.

Las aportaciones ciudadanas y de actores educativos, que fueron procesadas por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), señalan puntos de preocupación que el nuevo modelo, idealmente, tendrá que atender, como la transformación y actualización de la educación normal, y dar apoyo específico a modalidades educativas vulnerables, como las escuelas rurales y comunitarias, las telesecundarias y los telebachilleratos.

A pesar de tener tiempos cortos y reclamos concretos hacia áreas poco atendidas, hay una parte de la reforma educativa que ya está operando y que tiene por objeto crear el entorno administrativo y de infraestructura para la exitosa aplicación del modelo educativo; es la que tiene que ver con la ampliación de las facultades de los Consejos Escolares de Participación Social en las Escuelas (CEPSE), para propiciar el apoyo a los proyectos de las comunidades escolares, y que dota a las escuelas de facultades para ejercer sus recursos, surgidos de los establecimiento de consumo escolar, aunque las primeras instrucciones de la SEP sobre el tema, llegaron a los planteles apenas hace una semana y media.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s