México crece 2.3% por comercio, transporte, bienes raíces, agro…

11.jpg

Logran compensar el desplome de la minería, de -9.4%; actividades secundarias aportan 30% de PIB; destaca el alza de 3% en construcción, luego de varias caídas

El principal motor de la economía en 2016 fue el sector comercio y servicios, que ayudó a que el Producto Interno Bruto (PIB) creciera 2.3 por ciento anual. Lo anterior significa que en los primeros cuatro años del gobierno de Enrique Peña, la economía ha crecido 2.1 por ciento, en promedio, cifra superior al 1.2 por ciento reportado en el mismo periodo del sexenio pasado, según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Si bien el dato del PIB de 2016 está por abajo del 2.6 por ciento de 2015, se ubicó por arriba de la previsión del consenso de los analistas financieros, que anticipaban un ritmo menor al 2.1 por ciento.

Al considerar los grupos de actividades en que se divide la economía mexicana, el sector primario, es decir, el ramo agropecuario, repuntó 4.1 por ciento a tasa anual, por arriba del 1.5 por ciento de 2015, y su aportación al PIB fue de 3.6 por ciento.

Las actividades secundarias o el sector industrial tuvo su peor desempeño, al reportar un nulo crecimiento en el año, luego de que en 2015 creció uno por ciento.

El principal motivo de la caída industrial se debe a que la crisis petrolera mantiene el sector minero en contracción de -9.4 por ciento. Mientras que las manufacturas crecieron de forma moderada, con una expansión de 1.9 por ciento, y la generación y distribución de energía aumentó 2.8 por ciento, en tanto la construcción tuvo el mejor desempeño del ramo, con un alza de tres por ciento.

Cabe destacar que las actividades industriales aportan más del 30 por ciento al dinamismo de la economía del país, por lo que afecta las cifras de crecimiento anual.

Por el lado positivo, el sector servicios (actividades terciarias) fue el principal motor de crecimiento, con una repunte de 3.4 por ciento, gracias a que el comercio se incrementó 2.6 por ciento, el transporte en 2.7 por ciento y los servicios inmobiliarios 1.8 por ciento. El rubro terciario es el de mayor aportación al PIB, cercano al 60 por ciento.

“El sector servicios perdió tracción al cierre del año, aunque mantuvo un crecimiento suficientemente fuerte para compensar la debilidad del sector industrial y mantener la economía en expansión”, dijeron analistas de Invex. Si bien el 2016 fue un año donde el Producto Interno Bruto del país mantuvo su ritmo de crecimiento, para 2017 los pronósticos no son tan favorables, ya que el consenso de los analistas anticipa una menor expansión de la economía, de 1.5 por ciento, en promedio.

Hay nerviosismo “ante la incertidumbre que rodea la relación comercial con Estados Unidos. Además, no descartamos que un cambio estructural de las relaciones comerciales generado por la posible modificación del Tratado de Libre Comercio tenga un impacto negativo sobre la economía”, dijeron los especialistas del banco Invex.

Fuente: La Razón/Lindsay H. Esquivel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s