Sirven carne de caballo en 500 maquiladoras de Ciudad Juárez y Chihuahua, revelan

Los comedores industriales al servicio de unas 500 maquiladoras de Ciudad Juárez y Chihuahua alimentan a los trabajadores de esas factorías con carne de caballo sin informarles de la procedencia ni del tipo de producto que les proporcionan, reportó ante el Congreso local el diputado panista Jesús Villanueva.

El legislador forma parte de una comisión que investiga la introducción a México de ganado equino de desecho de Estados Unidos, que es procesado en rastros municipales y distribuido en el mercado local.

La comisión, integrada también por funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Rural y de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, presentó un primer informe ante la Diputación Permanente.

Martín Solís, director de Fomento Agropecuario de la Secretaría de Desarrollo Rural, detalló que anualmente se importan de Estados Unidos 50 mil caballos de desecho (los descartan por la edad), equivalente a más de 10 mil toneladas de carne, de la cual 80 por ciento (8 mil toneladas) es adquirida por los comedores industriales que prestan el servicio de alimentación a las empresas maquiladoras.

El grupo de investigación descubrió que la carne de caballo se mezcla con una porción menor de carne de res de baja calidad y es utilizada en los platillos elaborados en los comedores industriales al servicio de las empresas maquiladoras que tienen como prestación ofrecer dos comidas a sus trabajadores durante una jornada laboral.

Sólo en Ciudad Juárez, las 323 plantas maquiladoras asentadas en esa localidad tienen una planta laboral de 250 mil obreros que reciben esa prestación. En Chihuahua hay otras 150 industrias manufactureras y algunas más en el resto del estado.

Jesús Villanueva señaló que los tres órdenes de gobierno involucrados en el grupo de trabajo conformaron brigadas para revisar mercados, carnicerías y comedores a fin de detectar el uso de carne de caballo y ya se tomaron acciones de clausura de algunos negocios en ambas localidades.

Los negocios deben cumplir con la obligación legal de informar a los consumidores el origen y la especie de la que provienen los productos que ofrecen a la venta, recalcó el diputado local.

Esta situación, finalizó Martín Solís, se conoce desde hace más de seis años; sin embargo, nunca se hizo nada por regular el mercado local de carne, específicamente para que se dé a conocer a los consumidores el tipo de producto que se le vende o proporciona como alimento.

Fuente: La Jornada/Miroslava Breach Velducea

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s