Apuestan privados por recuperación de playas

Multa al hotel Dreams Sands por parte de la Profepa, dejó al descubierto que hoteleros van solos contra la erosión.

Cancún, QR. Cuatro proyectos privados de recuperación de playas ya aprobados y dos en proceso de conseguir permisos ambientales se encuentran en proceso en Riviera Maya y Cancún.

A los hoteleros, las autoridades los han dejados solos con el problema de la erosión en playas que avanza a razón de 4 metros por año. Hasta ahora, la inversión privada más grande para resolver esta situación es la realizada por el hotel Kanai Riviera Maya, que anunció 300 millones de pesos para recuperar su frente de playa erosionado.

Cabe destacar que detrás de la multa por 876,000 pesos y clausura de las obras no autorizadas de rehabilitación de playas que impuso Profepa al hotel Dreams Sands Cancún Resort & Spa en Cancún, está el problema de erosión de playas y un plan de rescate de arenales que lleva más de tres años detenido, asegura el vicepresidente de la Asociación de Hoteles de Cancún (AHC), Máximo Rocha García.

La razón de ser del turismo en Cancún es su playa, y los hoteles tienen que hacer algo por solucionar un problema que las autoridades no han querido atender como es la erosión costera y el riesgo que esto representa para toda la infraestructura hotelera de Cancún y la Riviera Maya, una de las más cuantiosas en toda Latinoamérica, añadió.

El miércoles, las obras de rehabilitación de playas del hotel Dreams fueron clausuradas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) al no contar con los permisos ambientales. El hotel había colocado 20 geotubos, costales rellenos de arena y cuerdas sujetas a dos postes de madera hincados para evitar que el fuerte oleaje continuará erosionando su frente de playa.

“La erosión de playas es una problemática muy grave que no ha querido ser atendida ni por por el gobierno federal ni por el gobierno estatal”, dijo el empresario.

No esperan

Proyectos privados de recuperación de playas que ya se encuentran aprobados ambientalmente por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales desde 2014, como el del complejo Hacienda Tres Ríos de Grupo Sunset –aprobado en 2015– documentaron que pierden a razón de 4 metros de playa anuales, por lo cual han optado por realizar obras financiadas de manera privada para evitar seguir perdiendo playa.

“Ya no se trata de esperar a que el gobierno quiera actuar. Quintana Roo es una entidad vulnerable por el tema de los fenómenos hidrometeorológicos; tiene que existir un fondo con los recursos económicos y técnicos suficientes para atender un problema tan grave como la erosión de playas. ”, sentenció Máximo Rocha.

“Cada año que pasa se incrementa el riesgo de volver a ser golpeados por un huracán, pero además no sólo no hay recursos para enfrentar una contingencia de este tipo, sino que aún hay pasivos ambientales de la anterior recuperación realizada en 2009, que no ha terminado de pagarse por completo”, reveló.

Apenas hace unas semanas, el sector empresarial de Cancún presentó un pliego de exigencias a los candidatos a la gubernatura de Quintana Roo entre las que se encuentra la transparencia del impuesto al hospedaje, del cual se desconoce en qué lo ha empleado el gobierno del estado, así como relanzar un nuevo plan de rescate y mantenimiento de playas financiado con el 25% de aportaciones adicionales que los hoteleros hacen por concepto de Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), y respecto del cual también aseguran que se desconoce en qué ha sido empleado.

Por su cuenta

En tanto, dos nuevos proyectos privados de recuperación de playas en Quintana Roo están buscando los permisos ambientales ante Semarnat. Se trata de la colocación de arrecifes artificiales en Akumal y Puerto Morelos, que registran la pérdida de hasta 5 metros de playa en los últimos años.

Uno de los proyectos ingresados más recientemente a la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA) es el que impulsa el Banco Santander de México sobre los lotes costeros 3 y 4 en la comunidad de Akumal.

Otro es en Puerto Morelos, donde un grupo de residentes de la playa El Secreto también ingresó un proyecto de arrecifes artificiales y relleno de su frente de playa.

El proyecto se realizará con recursos de los propietarios de los predios de Playa del Secreto. La inversión requerida se estima en 2.5 millones de pesos, con una duración de 24 meses.

Granos de arena

En 2009 se crea el Fideicomiso de Recuperación de Playas encabezado por la Secretaría de Turismo federal para integrar las aportaciones de los tres órdenes de gobierno y el sector privado.

2009

  • Inicia relleno de playas a lo largo de 11 kilómetros en Cancún, 4.5 en la Riviera Maya y 1.5 kilómetros en Cozumel.
  • El proyecto tuvo un costo de 957 millones de pesos.
  • El municipio de Benito Juárez pide un crédito bancario por 230 millones de pesos para cubrir su aportación.
  • El sector hotelero accede a pagar 25% más por concepto de usufructo de Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) para abonar a la deuda.

2010

  • Se traspasa al gobierno de Quintana Roo la administración del Fideicomiso de Recuperación.

2014

  • Ingresan a evaluación ambiental proyectos privados de recuperación de playas.
El Economista/jvazquez@eleconomista.com.mx

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s