Al cierre del 2016 habrá 50 bancos operando en el país

13.png

La participación de los 13 bancos autorizados este sexenio es de 0.3%

En el 2016 el número de bancos con operaciones en México podría llegar a 50. Hoy 46 están en funciones y otros cuatro, ya autorizados, sólo están a la espera de que el órgano regulador les dé luz verde para comenzar a operar. Antes de ello, empero, deben cumplir con requisitos adicionales.

Los cuatro bancos que están a la espera de que les sea otorgada la autorización para el inicio de operaciones son: el Banco Industrial y Comercial de China; el coreano Shinhan Bank; el japonés Mizuho Bank, y el mexicano Banco Progreso de Chihuahua, surgido este último de la fusión de una casa de cambio, una sociedad financiera popular (sofipo) y una unión de crédito.

“En estos cuatro estamos en proceso de validar que están en condiciones de operar. Eso implica muchas cosas: que tengan los controles, los sistemas, y entonces depende mucho de cómo vayan, cada uno de ellos, cumpliendo. No sé cuándo van a estar, pero tienen que estar pronto, porque es parte de la inversión que ya tienen”, explica en entrevista Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Banco Progreso de Chihuahua fue autorizado desde el 2014. A casi dos años de ello, sigue sin operar. “(Éste) tiene otro tipo de problemas porque, a diferencia de un banco que está empezando de cero, Progreso es la fusión de tres intermediarios: una unión de crédito, una casa de cambio y una sofipo. Cada una (de estas entidades) se tiene que ir solucionando para que la fusión ya la autoricemos como banco”, refiere el funcionario.

En lo que va de la presente administración (2012 a la fecha), se han autorizado 13 nuevos participantes dentro del sector bancario, muchos de los cuales ya están operando. Algunos de éstos son: Bankaool (antes Agrofinanzas), Bancrea, Dondé Banco, Banco PagaTodo, Banco Forjadores, Banco Inmobiliario Mexicano, Banco Sabadell (español) y Banco Finterra. Incluso uno de éstos, Bicentenario, quebró en el 2014 como consecuencia de una caída abrupta en su índice de capital.

De acuerdo con datos de la CNBV, en 15 años (del 2001 a lo que va del 2016) el número de bancos en operación pasó de 33 a 46, más los que puedan sumarse al sistema en los próximos meses, cuando podría alcanzarse la cifra de 50.

Independiente de ello, el presidente de la CNBV ha dicho que aún hay interés de otras instituciones tanto nacionales como extranjeras, de ingresar al negocio de la banca en México, la cual hoy está bien capitalizada y con solidez.

Cuatro siguen con dominancia

Pese al mayor número de jugadores en el sistema bancario mexicano, son cuatro instituciones las que siguen con dominancia en el mercado: BBVA Bancomer, Santander, Banamex y Banorte concentraban, a enero pasado, 63% de los activos totales.

En contraparte, ocho (que ya operan) de los 13 autorizados en la presente administración no logran en su conjunto 0.3% de los activos totales.

Representantes del sector bancario han coincidido, sin embargo, en que la entrada de nuevos jugadores al sistema representa una mayor competencia en beneficio de los usuarios de la banca.

Bancos pequeños 
enfrentan altos costos

Para Fitch Ratings, los bancos nuevos que tienen su origen en otra institución financiera no bancaria (como sofom) enfrentan costos elevados de inversión, derivado de los requerimientos regulatorios altos, lo que les representa (a la mayoría) resultados débiles.

“Históricamente, los bancos convertidos que eran entidades no reguladas presentan resultados variados, aunque en la mayoría de los casos el desempeño es débil. Por lo tanto, toman más tiempo del esperado en alcanzar el punto de equilibrio”, enfatiza.

Otro impacto importante en costos, añade la agencia, proviene de la migración a un sistema bancario central que requiere inversiones constantes debido a ajustes regulatorios de acuerdo con sus actividades bancarias, especialmente al prepararse para captar depósitos.

“Un cambio relevante al pasar de una entidad no regulada a banco, que tiene un impacto en resultados, es la adopción de reglas nuevas para calcular reservas sobre cartera vencida”, agrega.

No obstante, Fitch precisa que hay algunas excepciones de transiciones exitosas de intermediarios no bancarios a banco.

“El éxito de dichas entidades está influenciado altamente por su modelo de negocio consolidado en un nicho específico. Ser líderes en su línea de negocio respectiva ha demostrado ser una ventaja competitiva para quienes la han mantenido a través del proceso de conversión”.

Contrastes

Pero mientras en México el número de bancos sigue en ascenso, en otros países como España ha habido una reestructura importante a la baja, derivada de la crisis del 2008 y la consecuente baja de rentabilidad que se ha vivido en el sector en los últimos años.

De los casi 50 bancos que había en el país europeo antes del 2008, hoy hay alrededor de 15, y se espera que la reestructuración siga en los próximos meses.

En contraparte, en Estados Unidos existen alrededor de 7,000 bancos, aunque la mayor parte de éstos son pequeños y regionales, y sólo cuatro o cinco son los que dominan el mercado.

El Economista/Eduardo Juárez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s