Clinton y Trump luchan por 11 estados en ‘supermartes’

21.png

Nueva York. Las cúpulas de los dos partidos nacionales enfrentan con preocupación los concursos en 11 estados en juego este llamado supermartes, donde un triunfo contundente de Donald Trump podría sellar el destino alarmante del Partido Republicano, y donde Hillary Clinton buscará efectivamente anular la campaña insurgente del socialista democrático Bernie Sanders que se ha atrevido a retar la corona de la reina del Partido Demócrata.

Trump, en los últimos sondeos, es pronosticado como el ganador en la mayoría de los once estados en juego en estemaratón, mientras que sus dos contrincantes principales -los senadores Marco Rubio y Ted Cruz- buscarán lograr por lo menos triunfar en un estado y mantener lo más cerrado posible el margen entre ellos y el multimillonario populista derechista.

Por lado demócrata, Clinton goza de una amplia ventaja en los principales estados en juego en el sur y desea un triunfo suficientemente aplastante como para intentar destruir el desafío inesperado de Sanders de manera contundente.

Los estados que realizarán concursos electorales para otorgar delegados a los precandidatos son: Massachusetts, Minnesota, Virginia, Tennessee, Alabama, Georgia, Texas, Arkansas, Colorado, Oklahoma, Vermont. Además, en Alaska compiten solo los republicanos (los demócratas lo harán en ese estado hasta el 26 de marzo).

Los republicanos

Muchos dentro y fuera de la cúpula republicana empiezan a concluir que es demasiado tarde para frenar el tren de Trump, sobre todo si se impone este martes. Mientras que supremacistas blancos aquí y en Europa se proclaman por él, Trump está logrando ampliar su base de apoyo entre la filas republicanas según las últimas encuestas (la más reciente a nivel nacional, de CNN, lo tiene ganando con el 49 por ciento, seguido por Rubio con 16 por ciento, y Cruz con 15 por ciento) y con ello desmoronar el control de la cúpula republicana.

A fines de la semana pasada, una figura de la cúpula, el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie hasta hace poco precandidato presidencial republicano, anunció su endoso de Trump y lo acompañó a varios actos masivos de campaña. Esto fue considerado casi como “vil oportunismo” y casi traición por algunos en el partido,

Poco después, Jeff Sessions, uno de los senadores republicanos veteranos y promotor de las iniciativas antimigrantes más extremas ,también proclamó su apoyo para el multimillonario. Se espera que habrá más figuras de la cúpula republicana que de repente apostarán por el insurgente.

La última esperanza de la cúpula, Marco Rubio, ha decidido cambiar su estrategia para enfrentar a Trump con las mismas tácticas de Trump -con insultos y descalificaciones- y promover un movimiento anti-Trump en las filas republicanas. Todos esperan que funcione, pero es difícil ganarle al maestro sobre su propio terreno.

A la vez, Cruz está apostando que ganará en su estado de Texas, y que con ello mantendrá viable su campaña. También se apuesta a que en estados grandes como Florida y Ohio que realizarán sus concursos a mediados de marzo ofrecerán más oportunidades a Rubio y John Kasich a obstaculizar el paso a Trump.

Pero cada vez más analistas consideran que Trump llegará como el ganador del proceso interno a la convención nacional en julio, y que será ahí donde tal vez se detonará una última batalla para evitar su coronación, pero que eso podría provocar una crisis tal vez mortal para el partido.

Los demócratas

La estrategia de Clinton depende en gran medida de su apoyo entre las minorías, sobre todo los afroestadunidenses en los estados sureños. Su triunfo aplastante en Carolina del Sur el sábado pasado fue comprobación de eso. Sin embargo, hace una semana se fragmentó su monopolio sobre los latinos en el concurso en Nevada, en gran medida por la preferencia de los jóvenes por Sanders. Por ello, muchos estarán observando qué pasa con este sector en Texas, Coloradoy, en un grado menor, Virginia y Georgia, donde se verá de nuevo el papel de los latinos en determinar el concurso en esos estados entre los dos demócratas.

Clinton busca imponerse de manera definitiva sobre Sanders con múltiples triunfos este martes y así presentarse como la inevitable candidata demócrata a la presidencia. Sin embargo, se calcula que no ganará todo: Sanders probablemente ganará su estado de Vermont, tal vez el colindante de Massachusetts y tiene muy buenas perspectivas en Colorado.

Sanders continúa generando un apoyo entusiasta a su mensaje de una “revolución política”, nutrido sobre todo por los jóvenes que han sido parte clave de su sorpresa después de que casi todos los expertos inicialmente descartaron sus posibilidades en esta contienda.

Un estratega y analista electoral veterano comentó a La Jornada que Sanders también es diferente en otro aspecto: su base de donantes. Rompiendo todos los récords, más de 1.2 millones de individuos han aportado múltiples donaciones de en promedio solo 27 dólares. Sanders ha recaudado casi 40 millones más sólo en febrero, logrando competir directamente con el poderoso aparato de Clinton apoyado en gran medida por grandes intereses adinerados. Los candidatos suelen suspender sus campañas no por derrotas electorales sino cuando sus principales donantes les informan que ya no están dispuestos a dar más. En el caso de Sanders, esto no es un factor y por lo tanto, continuará en la contienda un buen tiempo más suceda lo que suceda este martes.

Este fin de semana, la representante y veterana militar de Irak Tulsi Gabbard renunció a su puesto como vicepresidenta del Comité Nacional Demócrata -el órgano cupular del partido- para pronunciarse a favor de Sanders. El ex secretario de Trabajo de Bill Clinton y reconocido analista e intelectual público Robert Reich también. Y Adam McKay, el guionista deThe Big Short , al ganar el Óscar anoche, pidió al público de cientos de millones millones que dejaran de de votar por candidatos que aceptan fondos de las grandes empresas, sobre todo las financieras sin mencionar nombres, pero el únicoprecandidato que no lo hace ahora es Sanders.

La Jornada/David Brooks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s