Yihadista mata a 11 turistas en la capital cultural de Turquía

Ankara convocó a una reunión de seguridad; al menos 8 de las víctimas mortales eran de origen alemán; hay 15 heridos; Berlín y París piden “prudencia a sus connacionales”

Un atacante suicida afiliado al grupo Estado Islámico detonó una bomba en un distrito histórico de Estambul popular entre turistas. El ataque dejó 10 muertos —ocho de ellos alemanes— y al menos 15 heridos, una peruana entre ellos, informaron funcionarios turcos.

El primer ministro Ahmet Davutoglu informó que el agresor en el distrito de Sultanahmet era miembro del grupo islámico y juró luchar contra el grupo miliciano hasta que ya no “represente amenaza” a Turquía o el mundo.

Davutoglu describió al atacante como “nacional extranjero”. El viceprimer ministro Numan Kurtulmus dijo que el atacante era un sirio nacido en 1988, pero la agencia de noticias privada Dogan, afirmó que el suicida había nacido en Arabia Saudí, de nombre Nadil Fadli.

La explosión, que se oyó en varios vecindarios, se produjo cerca de un parque donde se alza un importante obelisco, a unos 25 metros de la histórica Mezquita Azul y otros edificios históricos.

La mayoría de los muertos y heridos son turistas extranjeros. Alemania y Dinamarca advirtieron a sus ciudadanos evitar muchedumbres fuera de las atracciones turísticas en Estambul y las cancillerías de cada país condenaron el ataque.

El año pasado, Turquía acordó participar de forma más activa en la lucha dirigida por Estados Unidos contra el grupo Estado Islámico. Turquía abrió sus bases a las aeronaves estadounidenses para lanzar bombardeo aéreos contra el grupo extremista en Siria y ha llevado a cabo un número limitado de ataques.

También reforzó su seguridad a lo largo de los 900 kilómetros (500 millas) de la frontera con Siria en un intento por detener el flujo de migrantes.

El atentado llega cuando ha aumentado la violencia entre las fuerzas de seguridad turcas y milicianos relacionados con el prohibido Partido de los Trabajadores de Kurdistán, PKK, en el mayoritariamente Kurdo sureste del país.

La policía acordonó la zona e impidió el acceso por el riesgo de que se produjera una segunda explosión, y en la zona se oía el sonido de un helicóptero de la policía que sobrevolaba la ciudad.

El barrio de Sultanahmet es la principal zona turística de Estambul e incluye el palacio Topkapi y el museo de Haghia Sophia.

Erdem Koroglu, que trabajaba en una oficina cercana cuando se produjo el estallido, dijo a NTV que había visto a varias personas tiradas en el suelo tras la explosión.

El primer ministro convocó de inmediato una reunión de seguridad .

Como ocurrió tras asaltos anteriores, las autoridades impusieron un bloqueo informativo.

La Razón/Redacción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s