Cambian ocho veces de celda a “El Chapo” en el Altiplano

Eduardo Sánchez informó que el capo está siendo cambiado constantemente de celda; puede pasar horas o días en una misma

Evitar una nueva fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán es la máxima prioridad del gobierno de México en estos momentos y por eso el preso está siendo cambiado constantemente de celda en la cárcel de máxima seguridad en la que se encuentra recluido y que es la misma de la que se escapó hace seis meses.

El vocero del gobierno, Eduardo Sánchez, informó que “El Chapo” había sido trasladado ocho veces de una celda a otra en el penal Altiplano desde que ingresó la noche del viernes, horas después de su captura en Sinaloa.

La prisión cuenta ahora con un sistema de vigilancia por video 24 horas al díaque permite observar todos los sectores de la celda del narcotraficante.

La celda de la que se escapó en julio pasado tenía un punto ciego junto en la ducha, que estaba fuera del alcance de las cámaras y que era donde desembocaba el túnel por el que escapó.

Para evitar una situación similar ahora “se le está cambiando de celda sin patrón”, dijo Eduardo Sánchez. “Puede pasar horas o puede pasar días en una misma celda”.

La Comisión Nacional de Seguridad informó que se habían realizado mejoras en el penal, se había establecido “un riguroso esquema de supervisión” bajo mando directo del comisionado Renato Sales y hubo una “actualización de la tecnología en el ingreso del personal que labora, de las visitas y de la misma población penitenciaria”.

El secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, en declaraciones a Radio Fórmula, garantizó que las medidas de seguridad que protegen al reo son estrictas y que todos los fallos que permitieron su escape en julio “se han corregido” aunque reconoció que todavía se están “haciendo adecuaciones” en el penal.

Una de esas correcciones ha sido restringir el acceso a demasiados abogados, ya que en la anterior ocasión había contado con 13 letrados.

En el exterior de la cárcel del Altiplano continúan las obras de infraestructura en torno a la cárcel y hay una presencia muy discreta de fuerzas de seguridad federales.

La fuga de Guzmán en julio fue la segunda de su historia. La primera tuvo lugar en 2001 de una cárcel muy similar en el estado de Jalisco y también de máxima seguridad. En aquella ocasión la versión oficial dice que huyó escondido en un carrito de lavandería.

La Razón/AP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s