Identifican a los atacantes de París; dos son franceses

16

MÉXICO, DF (proceso.com.mx).- La investigación sobre los atentados terroristas en París del viernes se expandieron por Europa mientras las autoridades buscan a un octavo agresor que se cree se dio a la fuga tras participar en la masacre que cobró 129 vidas.

Un funcionario francés no autorizado para hablar dijo que las autoridades estaban buscando a un hombre en París.

Inicialmente las autoridades informaron de la existencia de ocho atacantes, pero anoche se precisó que de esos sólo siete habían muerto, seis de ellos en atentados suicidas y uno de ellos en un tiroteo con la Policía el viernes.

Tras reunirse con su homólogo belga, Han Jambon, el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, dijo que los ataques habían sido planeados en el extranjero y que habían implicado a un grupo de personas en territorio belga quienes encontraron complicidad en Francia.

Cada vez más, los ataques de París -cuidadosamente coordinados y atribuidos al Estado Islámico por el presidente francés- parecen haber implicado a personas de varias nacionalidades, el uso de armas sofisticadas y una extensa planificación.

El fiscal de París, François Molins, encargado de las investigaciones antiterroristas, explicó anoche que en la matanza participaron “tres equipos de terroristas coordinados”. Uno a bordo de un coche, desde el que dispararon a clientes de restaurantes y terrazas en el centro de la ciudad. Mataron al menos a 34 personas y en el lugar se recogieron un centenar de casquillos. Un segundo, el que atacó la sala de fiestas Bataclan. Asesinaron a 89 personas. Y el tercero, el que hizo estallar explosivos junto al Estadio de Francia.

En los tres escenarios, un total de siete terroristas se inmolaron con artefactos construidos con idéntico material y reforzados con tornillos para aumentar su letalidad.

Museos y teatros continuaban cerrados el domingo por segundo día consecutivo, con cientos de soldados y policías patrullando las calles y las estaciones de metro luego de que el presidente de Francia, François Hollande, declarara estado de emergencia.

El primer atacante en ser identificado fue Ismael Omar Mostefai, un joven de 29 años que vivía en la ciudad de Chartres, al suroeste de París.

Medios franceses dijeron que Mostefai nació en Francia y era de ascendencia argelina. Molins indicó que existía un archivo de seguridad sobre él por su radicalización islamista, y agregó que tenía antecedentes criminales pero que nunca estuvo en prisión.

Una fuente judicial dijo que el padre y el hermano de Mostefai estaban siendo interrogados, junto con otras personas que se cree eran cercanas al suicida.

Otra fuente dijo que la policía había hallado un auto en un suburbio al este de París que se pensaba se había usado en el ataque, lo que sugiere que al menos uno de los atacantes escapó.

Los fiscales dicen que la masacre -reivindicada por el Estado Islámico como venganza por las ofensivas francesas en Iraq y Siria – parecía haber sido perpetrada por un equipo multinacional con lazos en Oriente Medio, Bélgica y posiblemente Alemania, además de individuos con raíces en Francia.

Autoridades serbias dijeron que el portador de un pasaporte sirio hallado cerca del cuerpo de uno de los atacantes fue registrado como refugiado en varios países europeos. El hombre llegó a Europa desde la isla griega de Leros, donde fue identificado el 3 de octubre, y días después pasó por un cruce fronterizo desde Macedonia hacia Serbia.

Los nombres de las primeras víctimas de los ataques en París empezaron a filtrarse en las redes sociales, muchos de ellos jóvenes que disfrutaban del inicio del fin de semana. Entre los muertos se incluye un ciudadano estadunidense, un británico, tres españoles, dos belgas, dos rumanos, y dos mexicanos, una con doble nacionalidad española, dijeron sus respectivos gobiernos.

En el peor de los ataques, tres hombres armados mataron sistemáticamente a al menos 89 personas en un concierto de rock en el teatro Bataclan, antes de detonar los explosivos que llevaban adosados al cuerpo.

La televisión israelí dijo que los servicios de Inteligencia del país observan un “claro vínculo operativo” entre los atentados de París, el ataque suicida en Beirut del jueves que dejó 43 muertos y la caída del avión ruso en el Sinaí, en el que murieron los 224 pasajeros a bordo.

De confirmarse, la filtración de combatientes entre el flujo de refugiados podría tener mayores consecuencias políticas. Los atentados han alimentado el debate en Europa sobre cómo gestionar los cientos de miles de refugiados que huyen de la guerra en Iraq, Siria y Libia, reportó la agencia Reuters.

Por otra parte, hoy se dieron a conocer escasos pero cruciales detalles de los siete atacantes muertos.

Uno de ellos -cuya nacionalidad se desconoce- se hizo pasar por un inmigrante sirio.

El diario serbio Blic publicó una fotografía de una página de un pasaporte que identifica a su dueño como Ahmad al-Mohamed, de 25 años, un nativo de Idlib, en Siria.

El nativo habría cruzado desde la isla griega de Leros el 3 de octubre pasado y a través de la frontera ciudad serbia de Presevo el 7 de octubre, de acuerdo con oficiales de esos países.

No queda claro si el pasaporte es auténtico, ya que la guerra civil siria y la expansión del autodenominado Estado Islámico ha provocado el desplazamiento y huida de millones de personas, así como un mercado negro de pasaportes sirios falsos.

Al menos tres del resto de los atacantes eran hermanos y ciudadanos franceses o belgas. Dos han estado viviendo en Bruselas, entre ellos uno en la comunidad de Molenbeek, de acuerdo con autoridades belgas.

El tercero era Ismael Omar Mostefai, de 29 años, oriundo de Coucouronnes, Francia, quien estaba viviendo en Chartres, al suroeste de París, y quien, junto con otros dos hombres armados, mató a 89 personas en la sala de conciertos Bataclan. Los tres agresores del Bataclan murieron.

Mostefai era uno de cinco hijos de un matrimonio entre un argelino y una portuguesa. Trabajó una vez en una panadería, de acuerdo con un exvecino de una colonia a las afueras de Chartres donde la familia solía vivir.

Otros dos kamikazes franceses que participaron en los atentados del viernes fueron identificados, de acuerdo con un comunicado del fiscal francés.

Estos dos hombres residían en Bélgica. Uno de ellos, de apenas 20 años, es el autor de uno de los atentados suicidas cometidos en los alrededores del Estadio de Francia.

Proceso/Redacción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s