Federación de Asociaciones de Atletismo, un nido de corrupción

4

A mediados de mayo pasado, dos deportistas, la lanzadora de jabalina Betzabet Menéndez y el decatleta Rodrigo Sagaón, dieron positivo en la prueba de dopaje. Ambos acudieron ante los directivos de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA), cuyo presidente, Antonio Lozano y otros subalternos suyos, les recomendaron enviar las pruebas de las sustancias que consumieron a un laboratorio de la Universidad de Los Ángeles para defenderse. Pero resulta que allá no hacen ese tipo de análisis. Menéndez, quien se siente engañada, dice que la FMAA es un nido de corrupción.       

MÉXICO, DF (Proceso).- Seis meses después de haber fallado en un control antidopaje, el Comité Nacional Antidopaje (CNA) sancionó por cuatro años a la lanzadora de jabalina Betzabet Menéndez Bejarano, quien no fue notificada oficialmente sobre el resultado del análisis de la muestra B y en medio de una retahíla de irregularidades.

Entre las anomalías destaca que el presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA), Antonio Lozano, y otro empleado de este organismo, José Luis Morales Soto, sugirieron a la deportista que esgrimiera en su defensa el consumo de suplementos alimenticios contaminados con stanozolol, un esteroide anabolizante androgénico exógeno.

Le dijeron incluso que era necesario analizar lo que consumió en el Laboratorio de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), uno de los 35 acreditados por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA).

Pero cuando Menéndez Bejarano intentó enviar muestras de los polvos de proteína, creatina, suero de leche y otros más se topó con que hace ocho años ese laboratorio dejó de realizar ese tipo de pruebas.

De manera simultánea, el decatleta Rodrigo Sagaón fue notificado por la FMAA que falló en un control antidopaje y para evadir la sanción supuestamente entregó un documento del laboratorio de UCLA donde se le  informó que los suplementos alimenticios que consumió sí estaban contaminados.

Mientras Menéndez se quedó sin competir, pues durante meses esperó el resultado del análisis de la muestra B y nunca pudo enviar por mensajería las muestras de sus suplementos, Sagaón compitió en el Campeonato Nacional de Atletismo –que tuvo lugar del 12 al 14 de junio en Morelia– y después participó en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015.

Proceso confirmó con una fuente de la oficina de la WADA en América Latina que un atleta no puede enviar muestras de suplementos alimenticios a los laboratorios acreditados ni solicitar que las analice para sustentar su defensa.

De acuerdo al Estándar Internacional, sólo se puede indagar si un suplemento alimenticio está contaminado como parte de una investigación con previa autorización de la WADA. El documento señala que otra excepción es a solicitud de la Organización Antidopaje a cargo de la gestión de resultado podrá hacerlo, pero nunca a pedido de un atleta.

*Colaborador de Proceso en Uruguay.

(Fragmento del reportaje que se publica en la revista Proceso 2036, ya en circulación) 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s