Incentivos fiscales aprobados no promueven inversión: CCE

34

Lamentan empresarios que no se haya discutido deducir 100% las prestaciones sociales.

Los incentivos que contempla el paquete fiscal 2016 resultan “insuficientes” para promover la inversión y, sobre todo, la generación de empleos formales a partir del 2016, calificó el sector empresarial.

De acuerdo con el dictamen avalado por la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados (que habría sido aprobado por el pleno), el tema de la deducibilidad a 100% en las prestaciones sociales no fue discutido, el cual era una de las prioridades de la Iniciativa Privada para promover el empleo, de modo que se mantiene 53% de la deducibilidad en este rubro.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) logró amarrar con los diputados la deducibilidad inmediata a la inversión que permitirá a las empresas modernizarse y ser competitivas, en donde se pactó aumentar el monto de 50 millones a 100 millones de pesos, lo que beneficiará a las empresas medianas para acelerar sus proyectos productivos.

Para el sector automotriz se logró un aumento en el tope de la deducción a 175,000 pesos en la adquisición de vehículos que hoy opera con 130,000 pesos.

El punto de la repatriación de capitales acordó proteger los datos de los inversionistas por un periodo de tres años, y el pago de impuestos a 28% y no de 32% como se proponía.

La industria refresquera gozará de una reducción en el pago de impuestos en aquellas bebidas que contengan bajo nivel calórico, de 50 centavos menos en 5 gramos por 100 mililitros.

Sin embargo, lo que se descarta es la deducibilidad al consumo en los restaurantes que pretendían que pasara de 8 a 50%, lo que desmotiva el consumo, mientras que el impuesto a la minería quedaría sin cambios.

El presidente del CCE, Gerardo Gutiérrez Candiani, se dijo optimista por los incentivos fiscales que se otorgarían, como complemento al paquete fiscal del Ejecutivo.

Reconoció que las condiciones económicas no son propicias para hacer cambios más profundos en materia fiscal. Sin embargo, en el Legislativo se encontró coincidencia en cuanto a la necesidad y el margen de maniobra que sí existe para implementar medidas y ajustes que estimulen el consumo, el ahorro, la inversión, el empleo y el crecimiento.

“Es necesario incentivar más la inversión privada, máxime cuando se reducirá sensiblemente el gasto de capital gubernamental, en más de 189,000 millones de pesos, en términos reales, que es la mayor parte de los ahorros que se plantean”, sentenció.

El presidente del CCE recordó que el factor tributario ubica a México como uno de los aspectos más problemáticos para hacer negocios, después de los relacionados con Estado de Derecho, según el último reporte del Foro Económico Mundial.

Gerardo Gutiérrez comentó que se incluirán opciones tan viables como la de aumentar el valor máximo de exención de ISR para venta de casas habitación, que actualmente está topado a sólo 700,000 dólares, lo cual detonará el sector inmobiliario, que es uno de los más poderosos y rápidos motores de crecimiento.

El Economista/Lilia González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s