Estados, con bajo desempeño en recaudación

2

Si bien la reforma fiscal ha brindado beneficios al erario público ante la falta de ingresos petroleros, aún se percibe un bajo desempeño por parte de la Recaudación Federal Participable (RFP), coincidieron expertos.

Datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) muestran que de enero a agosto de este año, el Fondo de Fiscalización y Recaudación tuvo una disminución de 9.8%, respecto del mismo periodo pero del 2014, lo que significó su octava caída consecutiva.

Kristobal Meléndez, investigador de cuentas subnacionales del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), explica que este fondo es una especie de comisión que reciben los estados por ayudar al gobierno a recaudar más; sin embargo, dicho recurso ha sido negativo.

“Los estados reciben 1.25% del RFP, un monto elevado, ya que las entidades federativas no hacen un alto esfuerzo para recaudar más. A nivel nacional, 82% de los recursos que reciben los estados proviene del gobierno federal a través de participaciones y aportaciones locales”.

Destaca, entonces, que el principal problema de los estados es que al tener una alta dependencia del gobierno federal, se esfuerzan menos para incrementar la recaudación.

“El Distrito Federal y Nuevo León son algunas excepciones, porque la mayoría de los estados no recauda lo que percibe a través de las participaciones”.

Falta más disciplina estatal

Al respecto, David Colmenares, ex titular de la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas de Hacienda, comentó que en la reforma fiscal faltó más disciplina en los estados y municipios, dado que sólo recaudan 10% del gasto que realizan.

“Esto está provocando presión a las finanzas públicas porque los estados y municipios se han vuelto unos mantenidos de la Federación, cuando ellos (estados) tienen los recursos para recaudar más”.

Expuso que si se cobrara de manera adecuada el predial y el suministro del agua, las entidades federativas podrían contribuir más al erario, incluso propuso que se cobrara impuestos a tenencia, sobre nómina, o bien el impuesto de hospedaje.

Meléndez comentó que desde el 2008 el gobierno implementó ciertas medidas para fomentar la recaudación. En primera instancia, los estados que ingresaran más dinero por impuestos iban a obtener mayores recursos a través de las participaciones. “Si bien es una buena medida, hay muchos estados que no se han puesto las pilas para recaudar”.

Colmenares refirió que parte del bajo esfuerzo que realizan los estados para recaudar más se debe a que no existen incentivos. Por ejemplo, expuso, muchas veces los gobernadores consideran que el acto de cobrar impuestos quita votos, y entonces disminuyen el esfuerzo recaudatorio.

Estadísticas de Hacienda detallan que Baja California Sur, Colima, Tlaxcala y Yucatán son algunos de los estados que menores recursos reciben del Fondo de Fiscalización y Recaudación; es decir, no se esfuerzan para recaudar más.

En contraste, el Estado de México, Distrito Federal, Jalisco y Sonora son las entidades que reciben más recursos por tratar de tener una recaudación más organizada y en constante crecimiento.

Ambos analistas coincidieron en que la recaudación estatal es limitada y que hubo pocos esfuerzos por generar incentivos a la recaudación local.

Así, concluyeron que para incrementar la base recaudatoria estatal es necesario mejorar los existentes (agua y predial), eliminar exenciones y actualizar la base de datos de posibles contribuyentes locales.

elizabeth.albarran@eleconomista.mx

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s