Inician ayuno padres de normalistas a un año de la desaparición

2

México, DF. Comenzó el ayuno. En el Zócalo, justo enfrente de la Catedral, 43 hombres permanecerán sin probar alimento para conmemorar un año de la desaparición de sus hijos, luego de ser atacados por policías en Iguala.

Los papás de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa que desaparecieron en la madrugada del 26 de septiembre de 2014 han comenzado una jornada que durará 43 horas. Y cuando se cumpla cada hora, recordarán el nombre de uno de sus hijos.

Debajo de una carpa instalada en la vialidad que separa la plaza de la Catedral y que ha cortado el paso de vehículos por esta parte del Zócalo, un grupo de médicos revisó el estado de salud de los señores que dejarán de alimentarse. «En realidad hoy no comienza el ayuno, tienen un año de alimentarse mal, de comer lo que se puede mientras buscan a sus hijos», comentó el sicólogo Gerardo Rubio, de la Cooperativa Panamédica, organización encargada de supervisar la salud de los papás en los casi dos días que ayunarán.

Sandra Socorro, médico de la misma organización, indicó que «un ayuno baja niveles de azúcar. El problema es que los padres son personas con enfermedades crónicas, principalmente diabetes, hipertensión y complicaciones cardiacas».

No interrumpirán su protesta ni cuando acudan mañana con el presidente Enrique Peña Nieto. Lo verán mañana a la una de la tarde, en el Museo de Tecnología de la CFE. Ahí le pedirán que se reencaucen las investigaciones del caso, que se abran nuevas líneas de investigación,  que se creen cuerpos especiales para llevar las investigaciones -«porque a la Seido ya no le creemos»- y que todos aquellos que tengan responsabildad en la desaparición de sus hijos vayan a la cárcel. «Hasta aquellos funcionarios que hayan hecho investigaciones deficientes», informaron en un mitin celebrado una hora antes de que iniciara el ayuno.

Otro tema a tratar, dijo Vidulfo Rosales, abogado de los padres y madres, será que no se criminalice a la normal rural de Ayotzinapa. «Todas nuestras manifestaciones han sido en el marco de la Constitución y de las libertades que nos da el derecho a la protesta», dijo esta tarde, dos días después de que un grupo de normalistas rompió vidrios y destruyó las oficinas de la Fiscalía de Guerrero.

Cientos de personas acudieron al Zócalo para acompañar a los padres de los normalistas y se han instalado otras carpas para que se queden otras personas a hacer guardias y a pasar la noche. Hoy la guardia la harán integrantes del Frente Popular de la Ciudad de México, que serán relevados mañana por un grupo de estudiantes de la UNAM y el Politécnico. Además llegaron 50 alumnos de la normal de Ayotzinapa.

La Jornada/Emir Olivares y Arturo Sánchez

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s